FANDOM


HistoriaEditar

Fang, François y Fenris nacieron como trillizos, hijos de Reydar y Frynhild, quienes se mantuvieron en matrimonio hasta que los trillizos cumplieron 3 años de edad. Tras la separación de estos, Fang y François fueron llevados por su padre, mientras que Fenris por su madre. Fang y François no volvieron a saber nada de su hermana hasta que tuvieron 15 años.

Durante estos 12 años sin ver a su hermana, los gemelos, en ese tiempo llamados Gemelos Landbert, fueron obligados por su padre, desde que cumplieron 8 años, a entrar a la academia del Ejército Imperial, con el fin de deshacerse de ellos y deseando que fueran asesinados lo más pronto posible.

Durante 3 años de duros entrenamientos, y sobresaliendo de la forma menos esperada, los gemelos fueron las personas con mejores calificaciones tanto física como mentalmente. Sin embargo, muchos de sus maestros consideraban que la mayoría de las personas que sacaban excelentes calificaciones en la academia tendían a ser los primeros en morir en el combate, y más si eran simples niños de 11 años de edad.

Sin embargo, dicho asunto no sucedió así. En la primera guerra, tanto François como Fang fueron enviados en el primer batallón para acabar con el enemigo, para este entonces seguían teniendo 11 años, y al llegar el segundo batallón, no quedaba nadie más que François y Fang vivos, quienes tras ver morir a todos sus compañeros se encargaron de asesinar a todos y cada uno de los soldados del enemigo.

Tras ver esto, los altos cargos del imperio ascendieron a ambos gemelos a Tenientes, sin embargo, fueron separados, enviando a Fang a la marina imperial y a François a la armada terrestre. Así fue que al igual que su hermano mayor, François se armo su propia fama, ascendiendo a una velocidad implacable en rangos, con el paso del tiempo llego a un puesto que solo se les confía a unos pocos como ejecutor, puesto que este solo tomo como un hobby, lo cual fue sembrando en el esa enorme actitud asesina y esa incontrolable, sed de sangre, esto claro, sin jamás abandonar lo que era más importante para él, el ejercito.

A la edad de 15 años, toma la posición de general y consejero del que al momento era el actual general superior de las unidades terrestres, ya que al igual que su hermano este destacaba por su capacidad de estratega y de liderazgo.

A medida que François fue creciendo, fue interesándose por otras cosas como eran las mujeres, utilizando su atractivo y su gran rango del ejército imperial para llamar la atención, de cual chica este deseara.

Poco a poco fue escalando posiciones, completando en solitario misiones de rango S, inclusive misiones de rango SS, en las cuales inclusive los mejores ejércitos tendrían miles de bajas. A la edad de 18, tras una de sus más exitosas misiones, toma el puesto de General Superior de las 5 unidades terrestres que posee el imperio, y toma a su vez, el puesto de director de la academia de la armada imperial, implantando con puño de hierro las cuales serian las peores y mas difíciles misiones y pruebas, para lograr graduarse de ella.

Masacre de los 750 contra 1.Editar

A la edad de 18 años, el ya poseyente de la Teigu, Justitia se le fue encomendada una misión. Días duros atacaban al imperio, las tasas de criminalidad, homicidios, robos, hurtos, violaciones y demás desastres se hallaban por las nubes, y no paraban de aumentar, las cárceles no paraban de ingresar reos, inclusive en las áreas donde se hallaban los más peligrosos no pasaba un día cuando ya ingresaban de 20 en 20 los peores cabecillas de mafias y ladrones de todo el imperio. Si, la policía imperial funcionaba muy bien, pero poco a poco las cárceles se fueron llenando, los líderes del imperio junto al mismísimo emperador solo llegaron a una conclusión, deberían iniciar un exterminio. Si bien, no pudieron llamar a nadie mejor que al mismo François, el cual fue sorprendido en pleno acto, curiosamente con una de las actrices más famosas del imperio que días antes de había dado por desaparecida, *Sonrió*, al escuchar las palabras exactas de varios tenientes que fueron llamados debido a que le necesitaban, necesitaban verlo muerto la orden de mandarlo a buscar fue de su mismísimo padre, Reydar, que pago un pastizal para que uno de sus hijos fuera el encargado de la misión. Luego de que le dieran un tiempo para vestirse, y para que la señorita se retirara, entro el que para ese momento era su general el Sr. Joachim Taggia, o solo “Oscura Tormenta” como este era apodado, aparentaba unos 40 años para ese entonces, quizá ya tenía muchos mas, era alto de tez oscura, su aspecto más resaltante eran sus intimidantes y resaltantes ojos de un color negro, que le hacían parecer un sujeto sin alma. Él con su muy profunda voz, solo dijo, -Muchacho, es tu momento de brillar, la misión es simple, a las lejanías del imperio existe un territorio bastante amplio y desolado, te soltaremos a ti, y a unos cuantos de los peores criminales que se encuentran en nuestras cárceles y sí, tu misión será exterminarlos o morir en el intento, son las ordenes del emperador, y solo tú puedes hacerlo, en caso que te niegues serás marcado como desertor y posteriormente, ejecutado.- El pelirrojo sonrió nuevamente, ya conocía las intenciones de dicha misión que este terminase pereciendo bajo la oleada de criminales, aun así sin inmutarse ni detenerse acepto su misión y sin perder tiempo, se dirigió a dicho terreno que Joachim, le había indicado.

Un viaje de dos días con descanso de dos horas, al fin le abría hecho llegar a dicho lugar. Prácticamente desierto, el lugar estaba solo, desolado, sí; en verdad era un desierto, blanco. François no lo pudo evitar pero pensó la hermosa obra de arte color rojo que este podría pintar en su enorme lienzo, en este desierto tan extenso que parecía no tener fin. –Já-, rió el joven, que a pesar de sudar por el calor del verano y su larga caminata, solo podía sentir la enorme excitación y la adrenalina que corría por sus venas, que poco a poco casi le hacía enloquecer.

La caminata de unas horas más le hicieron llegar a lo que parecía un enorme coliseo, al acercarse a la entrada una voz conocida lo recibió invitándole a entrar, diciéndole que ya era la hora de divertirse. –Já-, nuevamente rió el joven -¿Qué? ¿Tan rápido es hora de divertirse?- y sin más procedió a entrar al coliseo.

Vacío se hallaba el coliseo, solo se encontraban el dueño de la voz conocida, por supuesto el Sr. Joachim Taggia y él. Pero rápido como un rayo esto cambio, Joachim salto a lo que serian los bancos de los espectadores, una marea de reos empezaron a salir de 10 en 10 de entre todas las puertas del coliseo, como si una trampa se tratase, como si el objetivo era tomar desprevenido a el pelirrojo. –Jájaja-, por tercera vez rió el pelirrojo, mientras tomando su nodachi, decapito a 3 de los reos con apenas un movimiento.

Continuará…

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.